Presentación

Image images/polar_bears.jpgCiudadanos Comprometidos contra el Cambio Climático está haciendo circular un llamamiento, El calentamiento global amenaza el futuro del planeta. Actúa ahora, antes de que sea demasiado tarde, que le invitamos a firmar. Consideramos que la inmediatez de esta amenaza se ha subestimado tremendamente en las negociaciones internacionales mantenidas hasta la fecha sobre la cuestión. Nuestro llamamiento se enviará, junto con todas las firmas, a las principales autoridades políticas de Asia, los Estados Unidos, la Unión Europea y las Naciones Unidas, porque estamos convencidos de que la clave para detener el calentamiento global del planeta y, por tanto, salvaguardar el futuro de la humanidad, está en la acción política rápida y eficaz.

Mientras la opinión pública de todo el mundo –conmocionada por la película de Al Gore Una verdad incómoda y por numerosos informes oficiales de científicos especializados en clima– es cada vez más consciente de la amenaza del cambio climático, parece que gran parte de los medios de comunicación y de las elites empresariales y políticas de todo el mundo se encuentran en un profundo estado de negación de la gravedad de la situación a la que nos enfrentamos. Esta técnica del avestruz –es decir, de esconder la cabeza bajo tierra– ante una realidad muy peligrosa se puso claramente de manifiesto por parte de algunas de las personas más poderosas del planeta durante la cumbre de Bali, celebrada en diciembre de 2007. En ella, fue imposible acordar las medidas que deberían dar seguimiento y reforzar a aquellas propuestas hace una década con el Protocolo de Kioto, que expira en 2012, y en cambio se diluyó, bajo la presión de los grupos de cabildeo industriales europeos, un plan a largo plazo de la UE para reducir las emisiones de dióxido de carbono, una de las principales causas del calentamiento global. La mentalidad de ‘negación’ también se refleja en el hecho de que los medios en los Estados Unidos no hayan presionado a los candidatos presidenciales, sean republicanos o demócratas, a debatir los pasos que emprenderían, en caso de ser elegidos, para evitar que el calentamiento del planeta alcance proporciones apocalípticas.